viernes, 4 de julio de 2014

Juan Marcarié: “Si hay algo que extraño del club, es a los muchachos”


Argentino él. Hace poco más de seis meses, deleitaba con su fútbol en las canchas del fútbol uruguayo. La 10 era suya, la pelota también y la magia ni hablar. El puñado de hinchas de El Tanque Sisley lo disfrutaron, los hinchas de este deporte tan lindo también. Opinar habló con Juan Marcarié, quien actualmente se encuentra en el fútbol ecuatoriano.

-Si tuviera que explicarle a la gente qué es Mushuc Runa y cómo llegó a sus manos una propuesta de ese club, ¿qué le diría?

Es un equipo de primera división que ascendió este año. Está haciendo sus primeras armas, todos sus directivos y varios de sus colaboradores son de origen indígena, los cuales nos trataron muy bien y nos permiten llevar una experiencia muy linda. El momento deportivo no es el mejor porque estamos peleando el descenso, pero era obvio que iba a suceder. Aún queda mucho tiempo y la expectativa de salir adelante la tenemos intacta.

-¿Tiene diferencias y semejanzas con su anterior pasaje en El Tanque?

En cuanto a similitudes no tiene muchas. Quizás ambos son clubes chicos, más allá que anteriormente tuvimos la posibilidad de jugar una Copa Sudamericana. No se parecen demasiado porque la organización aquí es muy buena, el complejo de entrenamientos está bárbaro. En lo económico no nos fallan nunca, cobramos todos de igual a igual. A su vez es un fútbol distinto. En Uruguay el torneo es muy competitivo, los equipos son muy duros. Aquí hay más dinamismo y se juega más rápido. En conclusión, si hay algo que extraño del club, es a los muchachos.

-¿Uruguay se ve lejos de “competir” ante las ligas sudamericanas?

En realidad conté la experiencia que me tocó vivir. Con pocos recursos, siempre salimos a dejar todo y eso fue gracias a los compañeros. En Ecuador también hay varios clubes con deudas, pero Mushuc Runa –pese a ser atípico–, tiene un presidente y un grupo detrás que en los momentos malos respondieron.

-¿Qué se llevó de lo vivido en nuestro país?

Me llevé mucho. Una de esas cosas es lo grande que son las personas. Con mi señora al principio fue un desafío, pero descubrimos un país hermoso, cómodo y su gente nos trató de diez. También me quedé con la chance de estar en primera división y hacer algo histórico a nivel internacional. Y Por último, la personalidad de los futbolistas con los que compartí vestuario.

-¿Te quedó alguna asignatura pendiente? Capaz que en el futuro podrá cumplir.

Tratar de jugar en un grande. Me sentía con ganas, aparte la campaña realizada fue muy buena, pero me faltó eso. Incluso porque Uruguay queda cerca de Argentina y me facilitaba todo porque tenía a mis familiares cerca.

-Es interesante lo que plantea a lo último. ¿Siguió la campaña de su selección en el Mundial? Teniendo en cuenta que para muchos es una forma de acercarse a sus raíces, pese a la distancia.

Sí, obvio. El otro día estuvimos con un muchacho argentino y varios ecuatorianos viendo el partido contra Suiza en mi casa. Sinceramente se sufre el doble porque al lado no me acompañan mis seres queridos y lo que decís vos es verdad. Al estar lejos hay otro gustito por la camiseta.

-¿Ve a este plantel alzando la copa de campeón, tal como hizo Passarella en el 78 y Maradona en el 86?

La ilusión y el sueño están. Varios equipos se mostraron mejor, pero Argentina tiene individualidades como Messi o Di María que te definen un partido. Hay que tener fe, primero hay que llegar a la semifinal y después hay que ver qué pasará.

@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario