domingo, 8 de febrero de 2015

Como en 2003

FOTO: Tiago Casasola y Cristian Espinoza felices con
el trofeo.

Argentina gritó campeón otra vez en Uruguay. Así como lo hizo la generación de Fernando Cavenaghi, Javier Mascherano, Carlos Tévez, Pablo Zabaleta, entre otros, el elenco de Humberto Grondona y las futuras joyas del fútbol albiceleste se llevaron la copa para el otro lado del Río de la Plata.


Momento de himno nacional en el Centenario.


Ganamos porque jugamos con el corazón de toda la gente que nos vino a apoyar y a alentar”, contó casi emocionado Giovanni Simeone.

El delantero de River, y goleador de la competencia con nueve tantos, confesó que el 1-1 fue un aliciente, pero no lo llevó a reforzar la defensa. “Nuestra intención nunca fue meternos atrás. Si estuviésemos ganando sobre la hora o faltando cinco minutos, puede ser que lo hubiéramos hecho. Sin embargo, Argentina siempre buscó el gol, de cualquier forma, no era fácil y terminamos demostrando que las finales no se juegan, se ganan”, destacó.

El hijo del Cholo Simeone, un histórico de la selección argentina, se mostró más que felíz por vestir la camiseta que supo usar su padre y por escribir otra vez su apellido en la historia del balompié argento. “Es increíble, no lo puedo creer”, confesó. “El hecho de ser goleador fue un objetivo me lo fijé hace un año. Me levantaba siempre temprano, hacía doble o triple horario para conseguirlo. Por eso, cuando uno se pone metas, no solo en la vida, sino también en el fútbol, se logran”, concluyó.



Por otro lado, Augusto Batalla, hombre que fue tentado por Real Madrid, también se mostró contento. “Sabíamos que iba a ser difícil, pero que lo podíamos lograr porque este grupo era bueno y contaba con una calidad humana excelente”, explicó.

Finalmente, Facundo Monteseirin, sostuvo: “Es un orgullo vestir esta camiseta y haber conseguido este título porque se nos hizo muy complicado. El apoyo de nuestras familias en la tribuna fue fundamental para salir adelante”.

En cuanto al trámite del partido, el zaguero de Lanús comentó: “Fue un partido trabajado, aunque se pudo jugar bastante. Pensamos que iba a ser diferente porque se habló mucho en estos días de los antecedentes del sub 17 y terminó saliendo un gran encuentro para los hinchas que llenaron el estadio”.


El festejo en el campo de juego.


No hay comentarios:

Publicar un comentario