sábado, 20 de junio de 2015

"La pretemporada fue clave"

FOTO: SportingPulse

#ZonaNaranjaEnOpinar
De Villa Biarritz al Mercado. Federico Pereiras, quien dialogó con Zona Naranja, creció en Biguá, se fogueó durante el último año de Liga Uruguaya de Básquetbol con bastantes minutos y hoy comenzó a tomar su protagonismo –con buenos rendimientos– en un equipo de Montevideo plagado de jóvenes que sigue picando en punta.


¿Cómo se viene sintiendo en esta temporada?

Bastante cómodo. El equipo está muy bien formado y el apoyo de la gente se siente siempre. Estoy tratando de aprovechar la cantidad de minutos que estoy teniendo, más en estos últimos partidos tuve la posibilidad de anotar más puntos y de mostrarme un poco más.

Recién habló del plantel, ¿cuáles fueron los puntos más altos hasta el momento?

Creo que las ganas y su juventud porque todos tenemos la misma posición. Todos llegamos para buscar lo mismo, o sea a ganar minutos de cara a la Liga.

¿Imaginaban este comienzo de torneo?

No lo sé. Todos teníamos la confianza, pero puede ser que estamos rindiendo un poco más de lo que se esperaba de nosotros. Después depende de lo que pasa en la cancha. A veces una pelota define un resultado, nos pasó a favor hace un par de semanas y en contra ante Stockolmo.

¿Cuánto mérito se le otorga al entrenador?

Siempre se dice que somos los jugadores los que entramos, pero en cuanto a la planificación el técnico es clave, además armó el equipo y ya tenía pensada esta forma de jugar. No me parece una casualidad.

¿Había compartido un tiempo junto a Nicolás Díaz en Biguá?

Sí, unos meses. Fue ayudante técnico de Esteban Yaquinta en la última Liga Uruguaya. Ahora él me pidió antes de arreglar mi vínculo en Montevideo para contarme qué pretendía y qué esperaba de mí y al final acepté porque me habían dicho que era un club serio y que se estaba preparando para una buena campaña, sin ningún tipo de presión obviamente.

A través de ese conocimiento que comentaba, ¿qué le ha pedido que aporte actualmente? ¿Logró sacarle “mayor jugo” a su juego?

Puede ser, aunque la pretemporada fue clave. Nos fuimos conociendo y hoy en día seguimos en la misma, aún no nos pusimos un límite. Mi posición es la de ayuda-base, aunque muchas veces termino sacando la pelota porque la mayoría de los rivales nos han presionado en la salida y talvez a mí me dejaban un poco libre, entonces –como no me incomoda el traslado– muchas veces la pelota la estuve sacando yo.

¿Entonces adoptó a la base como una posición natural?

Si es para darle una mano a los compañeros, bienvenido sea. De hecho nunca tuve problemas en jugar allí. Capaz que después me cuesta integrarme en el juego como escolta, pero últimamente me veo más preparado.

¿Qué opinión le merece que el Metropolitano sea un campeonato plagada de muchas figuras juveniles?

Personalmente creo que está muy bueno porque brinda otro tipo de oportunidades. Capaz que en la Liga podés entrar y meter algún que otro doble, pero no tenés la chance de equivocarte. Ahora el rol es diferente y la experiencia te va fortaleciendo.

¿Cómo se siente desde un punto de vista físico?

Muy bien. La juventud en este caso ayudó un montón y también hay una cuestión de procedimientos. Si tengo un día libre, lo uso para descansar y en los entrenamientos se tiene que rendir de la mejor manera.

¿Algún técnico o preparador físico le inculcó ciertos aspectos para mantenerse activo físicamente?

Puede ser, eso va en las dos partes. A lo largo de mi formación tuve muy buenos profes, incluso ahora en la última Liga por ejemplo con Jorge Olalde. Ellos muestran cierto camino para alcanzar la mejor condición física.

 ¿Cuál fue su mejor temporada en lo que va de su carrera?

Pah, es difícil porque en estos últimos años estoy muy contento de tener minutos en primera y para mí es lo más lindo. Pero en formativas hemos tenido campeonatos interesantes. Nunca logramos un título, nos faltó muy poco, pero la fe en el equipo siempre se mantuvo intacta.

¿Dónde ve más viable la obtención de un trofeo: en Biguá o en Montevideo?

Ojalá que se dé en los dos equipos. Ahora tengo la cabeza en Montevideo porque el presente es lo más importante.

¿Sigue de cerca las novedades del Pato?

Sí, ya tuvimos una comida hace poco con todos los compañeros. Vi que ya están todas las fichas y que solo falta un extranjero.

¿Cómo se imagina en el plantel de Biguá? ¿Qué espera de la próxima temporada?

Con Edgardo (Kogan) no he hablado, pero supongo que va a haber cierta diferencia en comparación al año pasado. Seguramente voy a dar una mano desde el banco y cubrir algunos minutos. Mi intención es dar lo mejor de mí para ganarme la oportunidad, aunque la experiencia de estar al lado de tantos jugadores buenos es espectacular.

¿Cómo me suscribo a Zona Naranja?

Para recibir la revista todas las semanas, contáctese a través del 2203 30 61 o el 2209 78 46. Abonando $220, los viernes llegará “el semanario que el básquetbol esperaba” a donde usted decida (en Montevideo o el resto de los 18 departamentos).

@MathiRosello 

No hay comentarios:

Publicar un comentario