jueves, 17 de septiembre de 2015

En las orillas del Plata


El Estadio Franzini se vistió de fiesta para recibir la ilusión del público, allegados y futbolistas pedrenses en una tarde que le aporta colores primaverales a una zona repleta de estudiantes de ingeniería y jóvenes que disfrutan de las atracciones del Parque José E. Rodo.


Los primeros que llegaron, fueron los jueces. Con un operativo policial habitual, encabezado por la División de Operativos Especiales (DOE), los paraguayos Enrique Cáceres, Eduardo Cardozo y Juan Zorrilla se ubicaron en el vestuario de árbitros.

Minutos más tarde, alrededor de la hora 17, dijo presente en la zona visitante el elenco orientado por Omar de Felippe. Emelec llegó muy concentrado, con la mayoría de los futbolistas escuchando música.

Sin embargo, el delantero Marcos Mondaini se detuvo unos instantes y señaló: “La idea es tratar de abrir el marcador rápidamente y que el partido se nos torne favorable”.

Tenemos que tener paciencia y aprovechar las situaciones”, concluyó el argentino que vistió la camiseta del Club Nacional de Football en 2009.

Por último, se esperaba a los actores más observados. Juventud llegó a pura música, con mucha concentración y esperanzado en poder hacer un buen papel en el estadio de Defensor Sporting.

Matías Soto, quien reconoció su temor al pensar que no podría llegar debido a una lesión, también conversó con Opinar. “Estamos bien para hoy. Nos sentimos con una confianza bárbara para quedarnos con una victoria”, sentenció.

@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario