miércoles, 23 de septiembre de 2015

Guillermo Giacomazzi: “No hemos perdido la garra”


Decidió colgar los botines con la idea de seguir vinculado, en mayor o menor medida, al deporte que practicó durante casi 20 años. Guillermo Giacomazzi estuvo de vacaciones por el Uruguay y de paso se dio el gusto de ver varios partidos del fútbol uruguayo en vivo y en directo. Opinar lo interceptó durante el entretiempo de algún cotejo y charló mano a mano sobre lo que pasó y lo que vendrá a nivel profesional.


-¿Fue una decisión difícil de tomar?

No lo sé, cuando se meditan estas cuestiones es complicado. De un día para el otro hay que hacerlo y gracias a Dios yo pude hacerlo en un estado físico aceptable y jugando profesionalmente con mi equipo. Tengo el orgullo de haber formado una hermosa familia, de culminar una gran carrera en Italia, me divertí jugando al fútbol, hice muy lindas amistades y vestí las camisetas que siempre soñé.

-¿Le hubiera gustado culminar en el Uruguay?

Obviamente. Quería hacerlo en Peñarol porque soy hincha del club. Lo que pasa es que uno además de querer tiene que poder. Si se hubieran dado determinadas situaciones, en un momento en el que me sintiera en condiciones (a los 33 y 34 años). Más allá de que hasta la temporada pasada había disputado 38 partidos, solo que lo hice como zaguero.

-¿Se dio la posibilidad en algún período de pases?

Sondeos hubo siempre, pero para mí era lo más normal del mundo. Simplemente no pude, ahora solo me queda el recuerdo de cuando vestí esa camiseta en 1999 y el 2000. El otro día veía la tribuna y se me erizaba la piel.

-Ahora también puede disfrutar de los futbolistas como un espectador más. ¿Qué le pareció la liga uruguaya actual?

En las tres semanas que estuve me empapé de fútbol, a nivel de juveniles y mayores. Fui al Estadio Centenario y a varias canchas chicas. No hemos perdido la garra, los futbolistas no dejan pelota por perdida. Capaz que falta un poco para que sea más bonito, aunque soy consciente de que el que entre al campo de juego va a ganar.

-¿Desde qué perspectiva analiza lo que sucede en la cancha? ¿Se imagina como director técnico, gerente deportivo o cumpliendo otro rol?

Más allá de cómo lo veo, ahora estoy dando una mano como representante. Un amigo (Alessandro Lucci) tiene una agencia muy importante en Europa y hace unos años se lo presenté al empresario Pablo Boselli y lo que yo haría es algo parecido a un nexo entre ellos.

-¿Qué equipo le gustó más?

Defensor a nivel colectivo es muy bueno. Más allá de que atrás hay otros clubes como Wanderers que viene haciendo las cosas bien hace años.

-¿Le sorprende cuando instituciones como Juventud viven una experiencia internacional?

No, para nada. Si hay gente que apuesta por los jóvenes y los proyectos, aunque es una realidad que para el gran público puede llamar la atención porque las realidades son muy diferentes en comparación a los clubes grandes. De todas formas, este país tiene un montón de cosas inexplicables que hasta a mí me cuesta al momento de dar razones en Italia.

-¿Cómo vivió a la distancia estos últimos años de la selección uruguaya?

Hay que darle un gran mérito al Maestro Tabárez. Más allá de que es un gran entrenador, con mucha experiencia, lo que hay que reconocerle es su carisma y lo bueno que fue al momento de armar el grupo. Si bien, quizás, algunos podrían haber sido convocados, es una discusión que estuvo sobre la mesa siempre. Lo importante fue haber alcanzado algunos resultados porque se tuvo confianza y en este momento debemos estar más que nunca al lado del plantel porque se viene una competición muy dura. Sin Suárez en el plantel la cosa se va a poner difícil.

-¿El delantero de Barcelona es el mejor jugador del Mundo?

A mi me encantó desde siempre. Ahora es fácil decirlo porque tiene a grandes cracks de su lado, pero para mí era un fenómeno desde la época de Ajax. Tiene una clase y algunas cosas que otros no los tienen. Lamentablemente, es un decir, existen Lionel Messi y Cristiano Ronaldo que están un escalón por encima de todos.

-El proceso de Tabárez se caracterizó por la formación de juveniles. En su último tramo por Perugia se encontró con un futbolista que defendió a la celeste en las categorías menores. ¿Qué concepto tiene de Kevin Méndez?

Me pareció un chico muy maduro para la edad que tenía. Encontré una situación similar cuando Edinson Cavani viajó a jugar a Palermo. Se nota un cambio en la formación, tomando en cuenta en la época que nos formaban a nosotros, eso sí, no hay que olvidarse que llegó a Italia sin mucha continuidad en primera división. No es fácil el período de adaptación, pero él sigue con eso todavía. Calidad le sobra y de aquí a un futuro vamos a escuchar mucho sobre su carrera.

Una asignatura pendiente

El anhelo de ser rossonero no lo pudo concretar. “Me hubiera gustado vestir la camiseta de Milan”, confesó quien surgió deportivamente en Bella Vista.

La ausencia del “cuadro del gran Mariscal”

Duele un montón su alejamiento de las canchas. Lamentablemente no está compitiendo por motivos que desconozco, quizás se hicieron las cosas muy mal. Igual esperemos que pueda retornar porque su historia le aportó mucho al fútbol uruguayo”, reflexionó quien surgió futbolísticamente en el conjunto Papal.


@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario