lunes, 7 de septiembre de 2015

“Nos despedimos con la cabeza en alto”


#ZonaNaranjaEnOpinar
Capitol se despidió del Metropolitano tras perder el desempate por perder en la Liguilla. El equipo del Prado se topó con Nacional, perdió y finalizó su participación. Pese a esto, Renzo Lazzaroni destacó la labor grupal y además hizo un balance de la temporada en diálogo con ZN.


¿Qué les dejó la labor realizada en el Metro?

El planteo inicial que nos habíamos hecho al comenzar la temporada fue ingresar a la Liguilla. Hicimos todo lo posible, pero en el correr del torneo fuimos viendo que el torneo era muy parejo, incluso sorprendieron algunos equipos que en principio parecía que iban a terminar un poco más abajo, pero hasta el día de hoy están peleando el ascenso. Hubo tanta paridad que terminó dificultando nuestro rendimiento y fue variando las metas. Sumale a esto último que terminamos siendo bastante irregulares.

¿A qué se debió esa irregularidad que marcaba?

En algunos juegos salimos desconcentrados. Lo hablábamos entre nosotros y creo que es cierto que existió cierta madurez. Nos pesó bastante debido a la cantidad de gente joven que estaba en el grupo. No te voy a negar que nunca faltó la rebeldía, pero por momentos la idea debía ir más allá de jugar lindo.

¿Cuánto les cambió el hecho de salir a jugar un partido que era definitorio, como el desempate ante Nacional, teniendo en cuenta que no había margen de error?

Ahí sabes que todo el trabajo que habías hecho en la temporada, por más bueno, malo o irregular que haya sido, se va en 40 minutos. Solo dependía de quién se levantaba mejor y cumplía el papel más correcto. Si ganábamos el objetivo se hubiera cumplido. Sin embargo nos tocó perder y vimos que no solo durante el torneo hubo aspectos similares entre los dos equipos. Eso sí, Nacional fue candidato desde el principio, de hecho hasta ahora sigue teniendo posibilidades de volver a la Liga Uruguaya y nosotros nos despedimos con la cabeza en alto.

¿Los antecedentes no tenían nada que ver en lo previo a ese juego?

Claramente. En esto te das cuenta que no se puede hablar ni de justicia o injusticia. Por más que igual te da un poco de bronca porque en las dos ruedas anteriores fuimos superiores, pero ta, esta vez le tocó a ellos quedarse con la serie.

¿Cómo fueron los minutos posteriores a la derrota ante los tricolores? ¿Hubo algún análisis con el cuerpo técnico o la profundización la hicieron algunas horas más tarde?

Diego (Frugoni) no habló mucho en el vestuario en ese momento, pero lo bueno fue que todos nos pudimos mirar a los ojos porque el trabajo y el esfuerzo nunca faltó. Quizás nunca terminamos de analizar el último juego. Lo único que hicimos fue alentarnos y agradecernos entre todos porque dejamos todo hasta el final.

Ahora Capitol se quedó sin actividad hasta el próximo Torneo Metropolitano. ¿Cómo vivió, personalmente, el día después al desempate, sabiendo que son normales las ganas de estar en el rectángulo de juego?

Fue complicado, principalmente porque tenía mucha bronca y ganas de volver a pisar una cancha. Lo más increíble fue prender la tele y ver que en la Liguilla estaban algunos rivales a los que le habíamos ganado de forma contundente. No podía creer que se nos había terminado todo solamente por un partido. De todas formas, ya quedó atrás y el recuerdo del plantel me va a quedar siempre.

¿Qué concepto se llevó del grupo?

A nivel grupal era bárbaro. Nunca nos reprochamos nada, más allá de que el balance puede ser negativo. Afortunadamente llegamos hasta el final con la frente en alto.

¿Cómo vio a Howard Crawford durante el torneo?

Me pareció un buen jugador, con mucha técnica y tiene una mano muy buena desde el perímetro. A mi entender nos faltó un extranjero que jugara como 5, de espaldas al aro y vaya a disputar todas las bolas y que en definitiva haga casi todo. Creo que a Howard le costó adaptarse al principio y le faltó ser un poco más desnivelante en algunos momentos claves. Igual, no le puedo decir nada porque los números avalaron una labor correcta.

A nivel personal, ¿quedó conforme con su actuación?

Es complicado porque tuve la misma irregularidad que el equipo. En algunos partidos no encontraba mi juego, me costaba acoplarme. Por suerte había mucho recambio en el plantel y no se sintió. A nivel ofensivo me quedé con un debe, pero en defensa y en el armado del equipo logré lo que estaba buscando.

¿Capitol encontró en algún momento un equipo ideal?

Sin duda. En algunos partidos jugamos bárbaro en los cuatro cuartos porque veníamos de tener grandes entrenamientos previos. El tema fue encontrar una regularidad que nos hubiera permitido ser iguales siempre.

A partir de ahora, ¿a quién imagina como ascendidos?

Veo muy bien a Sayago y Unión Atlética. No veo a ninguna sorpresa ya que son dos clubes interesantes, que demostraron un rendimiento espectacular durante el último tiempo. Aunque tampoco puedo descartar a Stockolmo, pero ahí me queda la duda, si le puede llegar a dar o no porque la paridad es tan notoria, y en esto tocamos nuevamente el mismo tema del principio.

¿Cómo me suscribo a Zona Naranja?

Para recibir la revista todas las semanas, contáctese a través del 2203 30 61 o el 2209 78 46. Abonando $220, los viernes llegará “el semanario que el básquetbol esperaba” a donde usted decida (en Montevideo o el resto de los 18 departamentos). 

@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario