viernes, 16 de octubre de 2015

Carlos Aires: “Trato de reciclarme continuamente”


Algo tímido para hablar, pero claro al reflejar su concepto. Al menos así se mostró en el mano a mano que mantuvo con Opinar. Carlos Gabriel Aires, el “Coco” para todo aquel que se lo cruza por el Estadio Tróccoli ya es una referencia en la zona del estadio. Su trayectoria en el arco y en la colaboración técnica lo avalan, al igual de su manera de encarar la tarea de entrenador de arqueros.


-¿Cuánta responsabilidad se necesita para ser el supervisor de los dueños del arco de Cerro?

Depende de las situaciones. Como empleado del club he vivido un montón de estas. Las lindas son mejores, las otras no tanto, pero a la larga las revanchas terminan siendo muy lindas. Estoy muy contento aquí, la considero como una segunda casa, así que se trabaja para encarar cualquier cuestión. Si estamos arriba bienvenido, sino habrá que luchar para zafar de la permanencia.

-¿Cómo definiría a la hinchada? ¿Qué tipo de relacionamiento tuvo y tiene con la gente?

Es muy fiel. Siempre está apoyando. En la B llenaba las canchas y nunca teníamos presión.

-¿Qué cambió del Cerro que conocía cuando usted era arquero al de la actualidad?

Un montón de cosas. El estadio es diferente, los rivales son distintos, la dinámica, en fin. Ojalá que todo se modifique para bien y que en el futuro la infraestructura, el campo de juego y otros aspectos sean mejores todavía.

-¿Cómo se maneja ante un cambio de entrenador? ¿Qué le piden de su trabajo?

Cuando echan a un técnico la tristeza es lógica. De todas formas me tengo que acoplar rápidamente a la forma de trabajar del que llega. Me encantan los desafíos y demostrar cuál es mi forma de entrenar todos los días.

-¿De qué manera trabaja con Eduardo Acevedo?

Tengo mucha libertad al momento de desarrollar mi tarea. La verdad que es un tipo muy amplio y se puede conversar con él. Me siento muy cómodo y respetado a nivel de opinión, como con Miguel Falero en la temporada anterior.

-¿Cuáles fueron las claves el año pasado con un cuerpo técnico que demostró su idea y logró plasmarla en la cancha?

Me saco el sombrero con Falero. Manejó al grupo brillantemente, tanto en la parte humana, como técnica. Tuvo la virtud de elegir a sus jugadores y le salió excelente.  

-Cuando el presente no es el más deseado, ¿se apela más a lo motivacional que a lo futbolístico?

Es un poco de todo. Por ahí en la pretemporada esa no llegamos como hubiéramos querido y entonces se tienen que buscar otras alternativas.

-¿Cómo es Carlos Aires como entrenador de goleros?

Soy muy abierto. Intento que los arqueros tengan una participación permanente al momento del ejercicio y que comente su parecer, para ver cómo lo recepciona. Me parece que trato de reciclarme continuamente. Estudio, veo a los mejores y los analizo, en fin. Estoy permanentemente leyendo materiales nuevos.

-¿Qué referentes tiene en ese sentido?

Arranqué con un libro que escribió Mario Viera. Básico, muy conocido por todos porque es uruguayo y además trabajé con él. Hoy en día soy muy admirador de José Sambade, un español que hoy es profe y en su época de jugador atajaba.

-¿Ya encontró una impronta?

Ni que hablar. Es lo que vengo trabajando hace tiempo. Yo busco que mis dirigidos sean dúctiles al momento de estar bajo los tres palos. Cuanto más preparado estén, mucho mejor. Por eso es bueno no atarse a una idea.


@MathiRosello 

No hay comentarios:

Publicar un comentario