miércoles, 21 de octubre de 2015

Luis De Agustini: “Muy pocas veces se da algo tan perfecto”

FOTO: Archivo de Liverpool FC.

Hoy pasa desapercibido, pero la tarde del 4-3 ante Peñarol terminó siendo aplaudido por toda la parcialidad negriazul. Para Luis De Agustini, sus años en el fútbol ya forman parte de su anecdotario y, si bien deja entrever que son un recuerdo imborrable, no se arrepiente de vivir como uno más en la actualidad y de haber dejado atrás a aquel que fue campeón uruguayo, ascendió a primera o defendió a una selección.


Tuve tres etapas en Liverpool. Cuando terminé en Peñarol (2002), fui al club cuando estaba en la B y el plantel estaba conformado por muy buenos valores. Era casi como una selección”, recordó el exguardameta que estuvo por Belvedere en 2002, 2004-2005 y 2007-2008.

Después tuve dos pasajes excelentes, pude jugar, y no fue un detalle menor porque en Uruguay casi ni había tenido la oportunidad, entonces pude demostrar mi juego y lo aproveché al máximo”, añadió.

¿Por qué tanto énfasis en su estadía por el conjunto de la Cuchilla? Porque el próximo fin de semana se desarrollará un nuevo Liverpool-Peñarol en el Estadio Belvedere, luego de ocho años.

En el último antecedente de ambos clubes en el mencionado escenario, De Agustini estaba en el arco locatario y el triunfo quedó en sus manos (4-3). “Ese recuerdo lo tengo latente porque muy pocas veces se da algo tan perfecto”, confesó el oriundo de Sauce. “Fue un partido increíble. Hasta el último minuto no se sabía quién iba a ganar, es más, casi nos terminan empatando, pero el línea cobró offside en lo que hubiera sido el 4-4”, recordó.

Los carboneros (en ese entonces orientados por Mario Saralegui) abrieron el marcador por intermedio de Fabián Estoyanoff a los 8 y, más allá de la igualdad de Máximo Lucas, Carlos Bueno estiró la ventaja a los 30 y 53 minutos, respectivamente.

Sin embargo, luego de una reacción notoria Paolo Patritti acercó a los negriazules a la igualdad y finalmente Elías Figueroa y Maximiliano Montero, este a 10´ del final, sellaron un triunfo definitivo para los dirigidos por el “Lolo” Eduardo Favaro.

Empezamos perdiendo contra un equipazo, hasta que estábamos 3-1 abajo. No bajamos los brazos y obtuvimos algunos frutos. Se dio todo como lo hubiéramos pensado, todas las líneas funcionaron de manera excelente”, expresó De Agustini.

Por último, dejando de lado su antecedente, el exarquero habló de lo que imagina para el próximo domingo, teniendo en cuenta que se enfrentan dos clubes que tienen un aprecio especial en su vida. “Creo que va a ser una final para los dos equipos. El que pierda va a alejarse de los primeros lugares”, reconoció.

Ojalá que la gente que vaya este domingo disfrute de un buen fútbol”, sentenció.

Exfutbolista literalmente

Pasa el tiempo, mucha gente se pregunta en qué andan, pero en realidad no lo andan contando a los cuatro vientos. Hoy De Agustini es hincha de su familia y la actividad que realizaba dentro de un rectángulo de juego, quedó allí.

Hasta 2010 estuve jugando en Chile, había concluido un gran año a nivel personal, y me quedé en el país esperando alguna oportunidad. No se dio y decidí estar un tiempo en el fútbol del interior, más precisamente en San Jacinto y Wanderers de Santa Lucía”, recordó el ex Al Ittihad de Libia.

Actualmente no soy de ir a las canchas. Estoy alejado de todo. Sigo el fútbol tranquilamente desde mi casa porque ahora es complicado ir a ver un partido con la familia y a mí me gusta compartir ese momento con mis hijos”, comentó con contundencia.

¿Qué lo hizo alejar tan bruscamente de los espectáculos? Una respuesta que parece tan difícil de contestar, para el exguardameta de 39 años es simple: “Ahora lo digo como exjugador, pero en 2011 tampoco me gustaba acercarme a ver un encuentro porque me consideraba un tipo respetuoso y no quería ir a molestar a nadie. El fútbol me terminó dejando y bueno, son las reglas del juego. No quería que nadie pensara mal de mi persona”.


@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario