miércoles, 25 de noviembre de 2015

Descorchando la botella

                                  

Miramar BBC venció a domicilio 83-68 a Capurro y se acercó al Torneo Metropolitano 2016, de hecho puede ascender mañana si pierde 25 de Agosto ante Juventud, mientras que el local aún aspira por un lugar en los playoffs en una contienda mano a mano con los pedrenses y Cader, equipo que hoy derrotó 78-76 a San Telmo Rápido Sport en cancha de Unión Atlética.


Era una final, por más que el viernes vamos a salir con todo. Teníamos la cabeza en todo momento acá, a pesar de que nos habíamos enterado de la suspensión del otro partido”, señaló Leonardo De Pena en diálogo mano a mano con Opinar.

El alero que en la corriente temporada también consiguió la vuelta a la Liga Uruguaya de Básquetbol con Sayago se mostró muy feliz. “Por suerte me está yendo bien, estoy muy contento por eso”, confesó mientras que aseguró: “Entramos con todo, le metimos muchísima garra, porque Capurro se hace fuerte como local”.

Por el lado locatario, quizás las caras terminaron siendo un poco largas, aunque la ilusión de llegar al Metro del próximo año sigue latente. “En los primeros cinco minutos nos marcaron el partido. Fue complicado descontar 15 puntos y más ante un club que tiene en su plantel muchachos jóvenes y con mucha experiencia”, manifestó Matías Lado.

Tras la caída ante Miramar, al conjunto rojinegro le quedan dos etapas (frente a 25 de Agosto y San Telmo Rápido Sport) en las que buscará sumar más unidades.

Estamos ahí. Intentaremos ganar los próximos dos partidos y luego ver qué pasa”, concluyó el base de 31 años mentalizado en el objetivo de sumarse entre las instituciones que se ubican en la vanguardia de la Divisional Tercera de Ascenso.

El pupilo que aprendió

Nos queda un juego todavía. Como siempre le digo a los muchachos, el próximo partido es el más importante. Albatros en los papeles parece ser accesible, pero hay que ganar porque en la DTA existe una paridad tremenda”, reconoció el entrenador del conjunto de Villa Dolores, Andrés Blazina.

El exorientador de Olivol Mundial padeció, en ciertos momentos del partido, a uno de los jugadores que formó (Federico Álvarez). Sin embargo, al hombre que hoy defiende a Capurro no le alcanzó para llevarse el triunfo. “Fue jugador mío en Infantiles de Larrañaga, luego que me fui siguió su camino por otros lados, aunque este año tuve la posibilidad de llevarlo al Metro. A mí me dio una gran mano, es tremendo jugador. No sé por qué no ingresó como titular, en definitiva fue mejor, ¿no?”, deslizó entre risas.


Por otra parte, Álvarez tomó la palabra e indicó: “Blazina me conoce muy bien. En el segundo tiempo me puso una marca importante. Él me enseñó a jugar frente al aro y creo que le terminé demostrando muchas de esas cosas”.



@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario