jueves, 12 de noviembre de 2015

Para disfrutar


Bruno Fitipaldo será más local que nunca a pesar que estará enfrente de Malvín, el equipo que lo formó profesionalmente. Sin embargo, más allá del deseo de ganar, el hecho de estar un poco alejados de la clasificación (debido al triunfo de Uniceub), permitirá que las emociones jueguen un papel fundamental y se lleve un aplauso por parte de la parcialidad playera, tal como sucedió ayer.


Nacido en Montevideo el 2 de agosto de 1991 y debutó en el conjunto orientado por Pablo López en 2008. Años más tarde tuvo la oportunidad de cruzar el charco y hoy, como desde el momento de su arribo, defiende a Obras Sanitarias. “Estoy en mi ciudad, pero con una camiseta visitante. Es raro. De todas maneras vamos a ver cómo sigue todo. Aún falta un partido y no es cualquiera”, señaló.

Con el score final conocido, el ambiente se modificó. Pese a esto, Fitipaldo reconoció que quiere ganar y que sus conocidos desean una derrota suya. “Siempre jugué con toda la gente a favor y mañana los voy a tener en contra”, destacó. “Yo estoy muy agradecido con los hinchas, ellos conmigo porque tuvimos años muy buenos”, añadió.

Malvín tiene un gran equipo. Se reforzó y tiene el plus de ser local, detalle que sigue siendo importante”, contó Bruno en las horas previas al encuentro.

El elenco tachero enfrentará al azul de la playa con la motivación de haber conseguido un triunfo apretado (71-67), ayer ante Quilmes de Mar del Plata. “Por suerte nos tocó ganar, aunque no jugamos bien en ciertos momentos. También es cierto que tuvieron minutos algunos muchachos que los necesitaban y terminaron rindiendo”, puntualizó.


@MathiRosello

No hay comentarios:

Publicar un comentario